Ultimos artículos

Ovnis: Un viaje en Busca de respuestas. Autor: David Cuevas



SIPNOSIS:
Luces potentes en el cielo que se hacen muy presentes en nuestro viaje rodado por algún punto de una carretera secundaria, por ejemplo, de nuestra provincia. Luces que se acercan sobrecogedoramente a nuestro vehículo, alteran sus sistemas electrónicos, para después alejarse fugazmente en el cielo. La escena, más que cinematográfica, forma parte de los relatos de aquellos que, aseguran, haber sido testigos de la presencia de objetos volantes no identificados, OVNIS, que no parecen tener aspecto ni comportamiento terrenal. Nuestro protagonista de hoy lleva muchos años soñando con avistar uno de ellos y, entretanto, investigando esos testimonios reales que, ahora, componen el hilo argumental de su último libro: “Ovnis. Paradigma del absurdo. Un viaje en busca de respuestas”. David Cuevas es periodista, licenciado por la UCM, y actualmente colaborador del programa de nuestra cadena “Poniendo las calles”, de “Espacio en Blanco” de Radio Nacional de España y “Noche de Misterios” de Radio Marca. También es autor del libro “Dossier de lo insólito”, de 2017.

BIOGRAFIA:
David Cuevas (15 de agosto de 1982, Ciudad Real) es periodista, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Dirigió, entre otros, los programas de radio «Dimensión Límite», «La Sombra del Espejo» y «La Música de las Esferas»; asesoró las películas Luces rojas y Emergo, y actualmentees miembro del equipo de «Espacio en Blanco» (RNE) y «Nit de Misteris» (Radio Marca Barcelona).También es coordinador y coautor del libro benéfico Hay otros mundos, pero están en este (Cydonia, 2013), además de colaborador de Enigmas, Año/Cero, Más allá, El Ojo Crítico,El Caso y El Mundo, entre otros medios. Asimismo, desde hace años es coproductor y copresentador del programa de radio musical «It’s Your Time» (Loca FM), dirigido por Toni Peret.

 Nº de páginas: 124 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: EDICIONES OBLICUAS
Lengua: CASTELLANO
Año edición: 2017
Puede adquirirlo en Casa del Libro.com

Publicado por Administrador: Juan Navarro - La 'Nave del Misterio'
Lea más

Dossier de lo Insólito. Autor: David Cuevas



SIPNOSIS:
Fenómenos extraños, edificios encantados, Ovnis, historias cercanas a la muerte, apariciones o secretos de Estado son algunas de las cuestiones que David Cuevas aborda en este libro. Y lo hace de primera mano, sobre el terreno, viajando a los sitios donde lo increíble ha tenido lugar y entrevistando a sus protagonistas, así como a titanes de lo desconocido como Jacques Vallée, Erich Von Däniken, Raymond Moody, Anne Germain o Hervé Falciani. A través de todos ellos, el autor permite que nos replanteemos si, en efecto, existe algo más allá de la realidad tal y como hoy la conocemos, pero sin renunciar nunca a la perspectiva crítica, con la duda por bandera, del verdadero escepticismo.

BIOGRAFÍA:
David Cuevas (15 de agosto de 1982, Ciudad Real) es periodista, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Dirigió, entre otros, los programas de radio «Dimensión Límite», «La Sombra del Espejo» y «La Música de las Esferas»; asesoró las películas Luces rojas y Emergo, y actualmentees miembro del equipo de «Espacio en Blanco» (RNE) y «Nit de Misteris» (Radio Marca Barcelona).También es coordinador y coautor del libro benéfico Hay otros mundos, pero están en este (Cydonia, 2013), además de colaborador de Enigmas, Año/Cero, Más allá, El Ojo Crítico,El Caso y El Mundo, entre otros medios. Asimismo, desde hace años es coproductor y copresentador del programa de radio musical «It’s Your Time» (Loca FM), dirigido por Toni Peret.

Formato: EPUB - DRM
Editorial: LUCIERNAGA
Lengua: CASTELLANO
Año edición: 2016
Puedes adquirirlo en Casa del Libro.com

Publicado por Administrador: Juan Navarro - La 'Nave del Misterio'
Lea más

Un imán capaz de albergar una estrella


El imán del reactor de fusión nuclear ITER, en La Spezia (Italia). FUSION FOR ENERGY

La primera pieza del anillo magnético del reactor de fusión ITER augura un futuro con energía limpia e inagotable: la fusión nuclear

Todavía hay que construir otros 17, pero el primer imán del reactor de fusión nuclear ITER ya es una realidad, como puedes leer en Materia. Mide lo que un edificio de cuatro pisos y pesa lo que un Boeing 747, y cuando esté con sus compañeros, formando un anillo de 18 imanes, será capaz de contener una estrella: un trozo de materia donde reina la fusión entre pares de átomos de hidrógeno (cada uno con un protón), para generar átomos de helio (dos protones) y un montón de energía limpia e inagotable. La previsión de sus gestores es que el ITER esté en marcha en 2025. Si lo consiguen, será la mayor revolución energética desde el descubrimiento del fuego, y mucho menos contaminante que él. Ya era hora de que los Homo sapiens nos pusiéramos al día. El fuego lo inventó el Homo erectus, en una humillación prehistórica.

Fue el Sol quien alimentó la construcción de aquellos cuerpos vegetales y microbios que ahora recuperamos del subsuelo en nuestras plantas petrolíferas. El problema, naturalmente, es que no sabemos aprovechar toda esa energía solar que llega a nuestro planeta

De Freeman Dyson a Michio Kaku, los físicos han calculado que la energía solar es el único futuro posible. Todas las reservas de combustibles fósiles (y de uranio) que quedan en el planeta no suman más que la energía que nos llega del Sol en un año. Incluso los combustibles fósiles son energía solar, solo que en diferido. Fue el Sol quien alimentó la construcción de aquellos cuerpos vegetales y microbios que ahora recuperamos del subsuelo en nuestras plantas petrolíferas. El problema, naturalmente, es que no sabemos aprovechar toda esa energía solar que llega a nuestro planeta. Y, aun cuando aprendamos a usarla, eso no será más que una mínima fracción de lo que emite nuestra estrella. De ahí la esfera de Dyson, que este físico ideó para capturar todo fotón que escape del Sol, mediante un enjambre de satélites que lo rodee y nos trasmita su energía a la Tierra. Nuestro futuro depende de la energía solar.

Pero hay otra forma de usar la energía solar, y es imitarla en la Tierra. La razón por la que el Sol brilla y emite energía es la fusión nuclear: la combinación de dos átomos de hidrógeno para producir uno de helio que mencionamos antes. La energía nuclear actual es de fisión: consiste en romper los átomos de uranio o plutonio, que son enormes a las escalas atómicas, generando unos residuos radiactivos de larguísima duración que suponen una hipoteca para las generaciones futuras. La energía nuclear de fusión, por el contrario, es limpia –ni emite dióxido de carbono ni genera residuos radiactivos de larga duración— y su fuente es virtualmente inagotable, porque será el agua del mar.

Mientras no sepamos aprovechar la energía del Sol, la mejor solución será imitarla en tierra firme. Solo faltan ocho años, y ya tenemos el primer imán.


Fuentes el Pais.com
Lea más

¿Podría el aleteo de una mariposa cambiar el futuro del cosmos?


Una mariposa de la especie 'Vanessa cardui'. GERARD TALAVERA

La llamada "estabilidad del modelo estándar de cosmología" pretende determinar si leves modificaciones en las hipótesis de partida podrían cambiar la dinámica del universo en su conjunto.

En cosmología, todas las conclusiones importantes del modelo estándar se basan en asumir que ciertas hipótesis de partida se cumplen. En concreto, se considera que el universo es homogéneo e isótropo, es decir, que cualquier punto y cualquier dirección del mismo son equivalentes. Según este principio todas las propiedades del universo (la densidad de masa, la presión, etc.) han de ser las mismas tanto en una galaxia muy lejana como en la nuestra. A esto se le da el nombre de principio cosmológico. Sin embargo, se sabe que el universo, en realidad, no es completamente homogéneo, como muestra la imagen de la radiación de fondo de microondas, una foto térmica de la radiación que llega a la Tierra desde todas las direcciones. Esta diferencia de temperatura es prácticamente nula (de 0.00001 grados Celsius) por lo que no es tan descabellado asumir la homogeneidad, pero ¿las conclusiones importantes del modelo seguirían siendo válidas aunque no se cumpliera exactamente este principio?

MÁS INFORMACIÓN
¿Podría el aleteo de una mariposa cambiar el futuro del cosmos? El misterio de la materia perdida del universo, casi resuelto
¿Podría el aleteo de una mariposa cambiar el futuro del cosmos? Una cámara española para sacar a la luz la energía oscura del universo
Esta inmutabilidad ante pequeñas perturbaciones se llama estabilidad. El estudio de la estabilidad del modelo estándar de cosmología pretende determinar si leves modificaciones en las hipótesis de partida podrían cambiar la dinámica del universo en su conjunto. La estabilidad es un concepto que aparece en muchos campos, como por ejemplo en el diseño de medicamentos. Para que un medicamento sea seguro los efectos que provoca el tomar un poco más o menos de la dosis exacta han de ser más o menos las mismas. Sería un desastre si por un descuido un paciente tomase un poco más y eso provocara una sobredosis. Estas consideraciones también son fundamentales en economía. Para garantizar el buen funcionamiento del sistema de hipotecas, los pagos de las mensualidades han de ser estables ante pequeñas oscilaciones del valor del euro. Si se tiene una hipoteca asociada al valor de esta moneda, no sería bueno que una ligera variación de la misma implicara que el cliente fuese incapaz de pagar la mensualidad.

Puede parecer que estos comportamientos son patológicos, pero cuando se desarrolló la llamada teoría del caos, los matemáticos se dieron cuenta que la inestabilidad es mucho más frecuente de lo que uno pueda pensar. Por ello tuvieron que crear todo un abanico de nuevas herramientas para explorar fenómenos físicos complejos y poder llegar a conclusiones incluso cuando el proceso es altamente inestable. Y así surge la pregunta: ¿es nuestro universo caótico?

En su libro Sobre la topología y la estabilidad futura del Universo, el matemático sueco Hans Ringström presenta resultados importantes acerca de la estabilidad del modelo estándar de cosmología. Ringström compara los resultados cualitativos que se obtendrían a partir de un universo homogéneo en el que se consideran ligeras perturbaciones, con los que se derivan de un cosmos completamente homogéneo. En particular estudia si unas posibles modificaciones en homogeneidad cambian las conclusiones a las que hasta ahora han llegado los físicos sobre el cosmos. Su conclusión es que estas perturbaciones del modelo no cambian las conclusiones cualitativas, lo que supone un gran respaldo al modelo estándar.

Ringström considera que durante la evolución del universo las galaxias no chocan entre sí, una hipótesis razonable, ya que por la acelerada expansión del universo las distancias entre las galaxias son cada vez más grandes y las colisiones poco probables

Sin embargo, en el trabajo de Ringström se asumen todavía ciertas hipótesis para simplificar el problema que no se corresponden exactamente con la realidad. Por ejemplo, considera que durante la evolución del universo las galaxias no chocan entre sí. Es una hipótesis razonable, ya que por la acelerada expansión del universo las distancias entre las galaxias son cada vez más grandes y las colisiones poco probables. Aun así lo ideal sería poder tener en cuenta también las colisiones.

En esta dirección, Ho Lee, matemático de la Universidad Kyung Hee (Corea del Sur) y yo hemos obtenido resultados teniendo en cuenta estos choques, que indican, de momento, que las colisiones no afectan tampoco a las conclusiones cualitativas. Por tanto, conforme a los resultados matemáticos de los que se dispone en la actualidad, creemos que el aleteo de una mariposa no puede cambiar el destino del Universo. Sin embargo hasta que no se haya podido estudiar el problema en toda su generalidad todavía cabe la posibilidad de que la mariposa tenga más poder de lo esperado, y que el cosmos sea un sistema mucho más inestable de lo que se cree actualmente.

Ernesto Nungesser es investigador Juan de la Cierva en el ICMAT


Fuentes el Pais.com
Lea más

Alemania reabre el caso de los asesinados por la ciencia nazi


Foto inédita de la ficha hospitalaria de Ernestine D., asesinada en el psiquiátrico de Kaufbeuren cuando tenía 13 años MUSEO DEL HOLOCAUSTO

La Sociedad Max Planck conserva fragmentos de cerebros de unos 3.000 niños y adultos ejecutados por padecer enfermedades mentales. Una investigación intenta ponerles nombre casi 80 años después

Entre 1939 y 1945, unos 300.000 niños y adultos con discapacidad o enfermedades mentales fueron asesinados en Alemania. A un número desconocido les extrajeron el cerebro. Los órganos se enviaban a centros de investigación del país, donde se cortaban en rodajas y se preparaban como muestras para estudiar enfermedades mentales. En aquellos años, Julius Hallervorden, uno de los neurólogos más respetados del país, recordaba haber dicho: “Si realmente vais a matar a toda esa gente, sacadle al menos el cerebro para que puedan ser útiles. Ellos me preguntaron, ‘¿cuántos podría analizar?’ Yo les dije, ‘un número ilimitado, cuantos más, mejor”.

Casi ochenta años después, la Sociedad Max Planck de Alemania ha puesto en marcha una investigación independiente para identificar, por primera vez, a todas las víctimas de la ley de Eutanasia nazi cuyos cerebros laminados siguen en los archivos de este organismo de investigación científica, uno de los más prestigiosos del país. La entidad ha anunciado este mes que un equipo de cuatro investigadores ajenos a la institución comenzará en junio a cotejar las miles de muestras existentes con los archivos de los psiquiátricos donde los pacientes recibían inyecciones letales o eran gaseados usando las mismas técnicas que después se aplicarían en los campos de exterminio.

“Tenemos que analizar todos los archivos de neuropatología en los archivos de la Sociedad Max Planck de Berlín y el Instituto de Psicología Max Planck de Munich”, explica Gerrit Hohendorf, uno de los responsables de la investigación, dotada con 1,5 millones de euros y que durará tres años. “Iremos nombre por nombre para recuperar la cifra exacta de personas cuyos cerebros fueron usados para investigación neuropatológica, calculamos que habrá entre 2.000 y 3.000 víctimas”, señala.

 Imagen de la ficha de Adolf H., asesinado a los ocho años.ampliar foto
Imagen de la ficha de Adolf H., asesinado a los ocho años. MUSEO DEL HOLOCAUSTO DE EE UU
El objetivo final será crear una base de datos pública que contribuya a rememorar este episodio que apenas se recuerda dentro y fuera de Alemania. Cada 27 de enero, fecha de la liberación de Auschwitz, el parlamento alemán rinde homenaje a las víctimas del Holocausto. Por primera vez, este año los diputados recordaron también a las 300.000 víctimas de la ley de Eutanasia, según Deutsche Welle.

“Lo más sobrecogedor es que la mayoría eran niños”, explica Patricia Heberer-Rice, historiadora del Museo del Holocausto de EE UU y miembro del equipo de investigación. Heberer-Rice estudia los archivos del hospital psiquiátrico de Kaufbeuren, al sur de Alemania, donde médicos y enfermeras asesinaron a 1.500 pacientes durante el nazismo, explica. En 2000 se enviaron al Museo del Holocausto copias de los historiales médicos del hospital alemán. Entre los documentos hay cartas entre los médicos que enviaban los cerebros y los neurólogos que los recibían y relataban cómo los habían preservado para los estudios de neuropatología.

Una de las 118 víctimas ya identificadas por Heberer-Rice es Ernestine D. Nació el 1 de noviembre de 1929 en Bavaria. “Era hija ilegítima y parece que la separaron de su madre en algún momento. Sufría discapacidad intelectual, era medio ciega y sorda, y padecía ataques epilépticos. Murió el 21 de marzo de 1943 en Kaufbeuren por una sobredosis letal de medicamentos. Tenía 13 años”, explica Heberer-Rice. Adolf H., otra de las víctimas, sufrió daño cerebral durante el nacimiento y padecía epilepsia. Tenía ocho años cuando fue asesinado. Los cerebros de estos y otros niños se enviaban a la Sociedad Kaiser Guillermo, de la que el Max Planck es heredera.

El objetivo final es crear una base de datos pública que contribuya a recordar este episodio que apenas se recuerda dentro y fuera de Alemania

Hallervorden, jefe de Neuropatología de la institución, llegó a reunir 697 cerebros. En una entrevista con el neuropsiquiatra estadounidense Leo Alexander, médico experto durante los juicios de Nuremberg, Hallervorden contaba cómo conseguía su material de estudio de los centros de eutanasia: "Les di fijadores, jarras y cajas e instrucciones para extraer y fijar los cerebros y ellos me los enviaban puntualmente como si fueran muebles. Había un material maravilloso entre esos cerebros, bellísimos defectuosos mentales, malformaciones y enfermedades infantiles. Yo acepté los cerebros, por supuesto. De dónde vinieran y cómo llegaban hasta mí no era asunto mío". Hallervorden sobrevivió a la guerra y continuó su carrera científica sin sufrir pena alguna. Hoy su apellido sigue dando nombre a una enfermedad neurológica que describió junto a Hugo Spatz.

 “La historia de esas muestras continuó durante mucho tiempo y se siguieron utilizando para hacer estudios científicos hasta los años 80”, explica Paul Weindling, historiador de la Medicina de la Universidad Oxford Brookes (Reino Unido). La Max Planck tardó varios años en tomar en serio las denuncias sobre el origen de las muestras y abrir su propia investigación, según explicaba el investigador en un estudio de 2012. “Estamos ante una institución muy prestigiosa, con un enorme presupuesto de investigación y que hace ciencia rompedora. Pensaron que dañaría su reputación reconocer todo esto, pero ahora han cambiado de opinión, lo que es un indicativo de que las investigaciones futuras se harán en las mejores condiciones posibles”, explica Weindling, que también participa en el análisis encargado por la Max Planck.

En 1990 la Max Planck retiró todas las muestras humanas recogidas durante la era nazi y las enterró como parte de una ceremonia de homenaje a las víctimas, pero sin identificarlas ni aclarar cuántas muestras había. Una investigación posterior demostró que aún quedaban más láminas en el Instituto de Psiquiatría Max Planck que podían ser de víctimas. La sociedad hizo una nueva auditoría de sus archivos en 2016 en la que se listaron 24.500 muestras tomadas entre 1920 y 1980. Es parte del material que el equipo analizará ahora. En último término, opina Weindling, es posible que haya que desenterrar el material inhumado en 1990, “aunque será decisión de la Max Planck”, señala.

Los investigadores reconocen el reto de publicar los nombres de todas las víctimas por las leyes de protección de datos, pero creen que será viable y necesario. “Puede que las familias de los fallecidos sepan que uno de sus parientes fue asesinado”, explica Wiendling. “Lo que seguro será nuevo para ellos es que los cerebros de sus abuelos o tíos siguieron usándose para investigaciones científicas durante mucho tiempo y ahora están o bien en los archivos del Max Planck o bien enterrados en Munich”, concluye.

Fuentes el Pais.com
Lea más

El nombre secreto de Girona


Girona fue un importante centro cabalístico, lo que invita a especular sobre la combinatoria de las letras de su nombre

En Los nueve mil millones de nombres de Dios, el famoso relato de Arthur Clarke mencionado la semana pasada, se plantea un típico problema combinatorio en el que no son válidas todas las combinaciones (o variaciones con repetición, como en este caso) posibles, sino solo las que cumplen ciertos requisitos. En principio, con 30 letras tomadas de 9 en 9 podemos formar 309 “palabras” distintas, es decir, casi 20 billones, por lo que las restricciones impuestas por los monjes tibetanos (como la de que una misma letra no puede repetirse más de tres veces seguidas) tendrían que ser muy drásticas para que los nombres válidos “solo” fueran 9.000 millones. Parece más lógico pensar que cuando Clarke, que era británico, hablaba de billions se refería a billones de los europeos y no de los estadounidenses; pero como el relato se publicó en una revista estadounidense, se interpretó (y luego así se tradujo al castellano) que se trataba de miles de millones. Si consideramos que los nombres de Dios son 9 billones, las restricciones solo reducen a la mitad las 309 posibilidades iniciales (y eso que solo estamos contando los nombres de nueve letras), lo cual es más verosímil.

Si la única restricción fuera que no podía repetirse una misma letra más de tres veces seguidas, solo habrá que restar de las 309 variaciones con repeticiones posibles las de la forma aaaaxxxxx, xaaaaxxxx, xxaaaaxxx, xxxaaaaxx, xxxxaaaax y xxxxxaaaa, lo cual es más complicado de lo que parece a primera vista, pero fácil de plantear. Y a estos posibles nombres de nueve letras habría que añadir los de ocho, siete, seis…

Con las letras de Girona

Hace muchos años vi, en un libro cuyo título no recuerdo, un ejemplo mucho más sencillo de este tipo de problemas combinatorios literales con limitaciones ortográficas:

Con las letras de GIRONA, ¿cuántas palabras se pueden formar que respeten la alternancia vocal-consonante?

Y un poco más complicado: ¿Cuántas palabras pronunciables podemos formar con esas seis letras?

Obviamente, no se consideran pronunciables las palabras que empiezan o terminan por las tres consonantes, que, además, solo pueden ir juntas, entre vocales, en el orden NGR, como en ANGRIO. Y la única pareja de consonantes admisible al comienzo de una palabra es GR, como en GRINOA. Forzando un poco la mano de la pronunciabilidad, se pueden admitir las terminaciones NG, RG y RN, pero no GR, GN y NR. Pero, por supuesto, cada lector(a) puede abordar el problema introduciendo las variantes que considere oportunas.

Girona fue uno de los más importantes centros cabalísticos de la Edad Media, por lo que tal vez nuestros pacientes lectores, a imitación de los monjes tibetanos del relato de Clarke, acaben descubriendo el nombre secreto de la ciudad.

Fuerntes el Pais.com
Lea más

Un telescopio australiano detecta otra misteriosa señal procedente del espacio


El rápido estallido, de origen desconocido, ha viajado por el espacio durante 6.000 millones de años antes de ser captado a la velocidad de la luz

El radiotelescopio Australian Square Kilometer Array Pathfinder (ASKAP) ha recibido una nueva misteriosa señal FRB (estallido rápido de radio) a los cuatro días de iniciar su búsqueda.

Estas rápidas emisiones son picos cortos y agudos de ondas de radio que duran unos pocos milisegundos. Parecen venir de eventos poderosos a miles de millones de años luz de distancia, pero su causa sigue siendo un misterio, e incluso hay quien especula si se trata de señales hasta ahora indescifrables de civilizaciones avanzadas. La primera fue descubierta en 2007 por el radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico) y sólo dos docenas han sido encontradas desde entonces.

El descubrimiento de la nueva ráfaga, FRB170107, fue realizado por Keith Bannister y sus colegas de CSIRO (organismo de investigación que opera la instalación), la Universidad de Curtin y el Centro Internacional de Investigación de Radio Astronomía (ICRAR), utilizando solo ocho de los 36 platos del telescopio. El hallazgo, publicado en 'The Astrophysical Journal Letters', se produjo tan rápidamente que el nuevo ASKAP, ubicado en Geraldton, Australia Occidental, parece listo para convertirse en un campeón del mundo en esta área de la astronomía, según CSIRO. «Podemos esperar encontrar una (ráfaga) cada dos días usando 12 platos, nuestro número estándar en la actualidad», señala Bannister.

Para hacer la detección más reciente, los investigadores utilizaron una estrategia inusual. «Hemos convertido el telescopio en el Sauron del espacio: el ojo que todo lo ve», comenta Bannister, refiriéndose al señor oscuro en el 'Señor de los Anillos' de Tolkien.

Por lo general, los platos de ASKAP apuntan a una parte del cielo. Pero se puede hacer que apunten en direcciones ligeramente diferentes, como los segmentos del ojo de una mosca. Esto multiplica la cantidad de cielo que el telescopio puede ver. Ocho platos ASKAP pueden ver 240 grados cuadrados a la vez, alrededor de mil veces el área de la Luna llena.

Jean-Pierre Macquart, investiga<dor de la Universidad de Curtin, indica que la nueva ráfaga era extremadamente brillante y que encontrarla fue «tan fácil como pescar un pez en un barril».

FRB170107 vino desde el borde de la constelación de Leo. Parece haber viajado por el espacio durante 6.000 millones de años antes de golpear el telescopio a la velocidad de la luz.

El brillo de la ráfaga y su aparente distancia significan que la energía involucrada es enorme, lo que hace extremadamente difícil de explicar. «Hemos hecho un duro problema aún más difícil», asegura Ryan Shannon (CSIRO, Universidad de Curtin e ICRAR), quien analizó la fuerza y la posición de la ráfaga.

Fuentes: ABC.ES
Lea más

Españoles proponen una solución para el misterio de la «estrella de la megaestructura alienígena»


Astrónomos han propuesto una hipótesis basada en un gran planeta acompañado de asteroides para explicar los extraños oscurecimientos detectados en la estrella de Tabby

La estrella KIC8462852, también conocida como la «estrella de la megaestructura alienígena» o la estrella de Tabby, en honor a su descubridora, la astrónoma Tabetha Boyajian, es probablemente una de las estrellas más misteriosas del Universo. Está situada a 1.300 años luz de la Tierra, en la constelación del Cisne, y se hizo mundialmente famosa en septiembre de 2015. Por entonces, un grupo de astrónomos anunció una serie de extraños descensos de su brillo que no seguían un patrón comparable a los observados alguna vez en ninguna otra estrella. Los cambios de su luz eran profundos, no periódicos y asimétricos, y no encajaban del todo con la explicación de que delante de la estrella hubiera pasado un planeta, un enjambre de cometas, una nube de asteroides o los restos de una colisión planetaria. El desconcierto se incrementó cuando un astrónomo mencionó en una entrevista la posibilidad de que la luz de Tabby estuviera tapada por una enorme estructura construida por una civilización espacial avanzada. Así que, ¿qué estamos viendo ahora? ¿Qué estaba pasando en Tabby hace 1.300 años?

El pasado 18 de mayo se confirmó que la estrella había vuelto a experimentar una de sus extrañas bajadas de brillo, por primera vez desde 2013. Astrónomos de todo el mundo comenzaron a observar a Tabby y a compartir información frenéticamente para «radiografiar» la luz de la estrella y obtener pistas sobre la causa del fenómeno. Ya se ha constatado que la actividad de Tabby está volviendo a sus niveles normales, y ahora los investigadores tienen por delante varias semanas de duro trabajo para analizar los datos. Pero la nueva alerta ha llevado a un grupo de astrónomos españoles a publicar un «preprint» de su investigación (un artículo que aún ha de pasar el proceso de revisión por pares de una revista), en la web ArXiv. Han propuesto un nuevo modelo para explicar qué ocurre con Tabby: según han sugerido, los oscurecimientos de KIC8462852 podrían ser provocados por el paso de un gran planeta, rodeado por un extenso sistema de anillos, y por dos grupos de asteroides troyanos.

Fuentes: ABC.ES
Lea más

Enigmas de la Semana Santa. Autor: José Manuel García Bautista



Reseña del editor:
La Semana Santa de Sevilla levanta pasiones y también oculta un sinfín de hechos secretos, misteriosos, situados entre la leyenda y la realidad, que el investigador José Manuel García Bautista se ha afanado en resolver y documentar durante años. Desde anécdotas históricas curiosas hasta hechos inexplicables, todo tiene cabida en una obra que pretende bucear en los sucesos más llamativos y aspectos más desconocidos de la semana grande de la capital andaluza. El auténtico origen del Vía Crucis, tradiciones sepultadas, leyendas que tienen como protagonistas a las imágenes más devotas de Sevilla, osados buscadores de misterios que tratan de captar los sonidos de lo imposible, Cristos que parecen moverse o el enigma de la llamada Madrugá del Pánico. . . Sin olvidar el mayor (por tamaño) de los enigmas: el que encierra la Catedral, una simbología a la vista de todos que sólo hay que saber interpreta. El objetivo de este libro es mostrarle, con el mayor respeto, esa otra parte esotérica de nuestra Semana Santa. Se atreve a descubrirla?

Biografía del autor:
Jose Manuel García Bautista (Sevilla,1972), periodista por profesión y pasión con más de un cuarto de siglo de experiencia en la investigación de campo. Interesado particularmente en el fenómeno de las casas encantadas, desarrolla una ingente cantidad de investigaciones y es considerado un innovador en la forma de poner en conocimiento del público este tipo de fenomenología. Actualmente es uno de los máximos exponentes de la divulgación e investigación paranormal en España. Con este libro, Bautista pone el foco en la trastienda esotérica que circunda todo lo relacionado con la Semana Santa de su propia ciudad. Lo hace con rigor y ansias de saber. Y con consideración.

Puede adquirirlo en: https://www.amazon.es/Enigmas-Semana-Santa-Sevilla-hispalense/dp/8416179662

Más Información: 
https://jmgarciabautista.wordpress.com/2017/04/02/enigmas-de-la-semana-santa-de-sevilla/
Lea más

Tras la huella del Misterio. Autor: José Antonio Roldan



Sipnosis:
Un libro de José Antonio Roldán “Tras la huella del misterio” recoge varios de las investigaciones de campo del autor a lo largo y ancho del territorio español. Casos de lo paranormal, ovni e insólito donde muestra su forma de ser y de hacer. Más de dos décadas de pesquisas, donde sobre todo prima el contacto directo con aquellas personas que son protagonistas de experiencias presuntamente inexplicables. El lector encontrará multitud de datos y detalles de cada hecho, pudiendo ser luego ellos los buscadores de respuestas. Roldán, aprovecha para mostrar su lado más humano y sincero. El estudio de los denominados temas de frontera no es un camino de rosas y en este libro podrás ver los obstáculos y vicisitudes que debe de pasar el autor para dar con las historias y con las resoluciones de las mismas. ISBN: 978-84-16808-24-3 Formatos: Tapa blanda Tamaños: 15x21 Páginas: 288

 Biografía:
José Antonio Roldán Sánchez (Barcelona, 13 de marzo de 1976). Ha presentado y dirigido diferentes programas de radio, televisión, además de colaborar en diferentes medios de comunicación internacionales y nacionales. Colaborador habitual de diversas revistas especializadas, tanto a nivel nacional como internacional. En la actualidad, co-presenta y co-dirige el programa radiofónico En la búsqueda junto a Yolanda García. Es autor de “Veracruz, el misterio en estado puro”, “Diario de un psicólogo, desde que fui hasta que dejé de serlo”,
Lea más